Explorar





Bibliotecas Colegios Academia

Tags: Educación, Juegos, Lenguaje, Infancia

Fecha: 2020-12-01

Provocaciones literarias

Escrito por: Ellen Duthie y MakeMake

Claves y consejos para mejorar la lectura compartida en el aula o biblioteca

En el marco de conferencias de la Sala Vallecito de Lima-Perú, en asocio con MakeMake y Alaluna Editorial, Ellen Duthie escritora, docente, bloguera y traductora, comparte 10 formas de provocación. Cada provocación está acompañada de una clave para la lectura compartida con niños y jóvenes en aulas y bibliotecas.

Conoce las 10 provocaciones:


Provocación #1

Al ritmo de la música

Representar el libro por medio de la voz. Es muy importante la lectura en voz alta con los niños y jóvenes. El ritmo y la musicalidad de la lectura influyen en la forma en que asimilan una historia, sin la necesidad de entender el significado de las palabras. Esto se logra por medio de la entonación del mediador en cada situación o cambio de personaje.

Clave:

Plantear retos de construcción de significado.

 

Ejercicio:

Leer un libro en voz alta reemplazando todas las silabas del texto por la silaba "LA" prestando atención a la entonación, al ritmo y a la narración.

Provocación #2

Hablar y pensar

Hablar y pensar sobre la lectura. Es necesario no reducir la literatura a lo que creemos que nos quiere decir la narración, es importante crear tiempos y espacios donde se pueda establecer un diálogo y formas de incentivar a los niños a hablar y pensar sobre la lectura. De esta forma, llegar a una reflexión que vaya más allá.

Clave:

Articular tiempos y espacios

 

Ejercicio:

Leer un libro y plantear una pregunta especifica sobre el libro que invite a la reflexión.

Provocación #3

Preguntar y dejarse preguntar

Después de crear una conversación con los lectores respecto al libro, debemos dejar que ellos pregunten y hacer pregunas de tal manera que pueda haber análisis y reflexión de la lectura.

Clave:

Si es posible, poner el foco en la pregunta como motivación de la lectura.

 

Ejercicio:

Invitar a los niños a hacer todo tipo de preguntas sobre el libro leído.

Provocación #4

Inspirar

La literatura nos propone formas de contar el mundo y nos hace pensar en cómo nosotros contaríamos el mundo, nos contagia ganas de contar. Es necesario ofrecer actividades donde los lectores puedan volverse creadores de sus propias historias o coautores de una historia propuesta por el mediador.

Clave:

Ofrecer oportunidades para que los lectores y lectoras se conviertan en creadores.

 

Ejercicio:

Crear una actividad donde los lectores escriban o cuenten su historia inspirados en el libro que acaban de leer.

Provocación #5

Leer sin miedo

Hay que dejar de tener miedo a la complejidad y a las lecturas que puedan ser un reto para abordar como mediadores. Trabajar con textos que tengan un vocabulario o temas nuevos para los lectores e incluso aprender a disfrutar del miedo como mecanismo narrativo puede ser de gran provecho para las lecturas y quienes participan en ellas.

Clave:

Regalar complejidad.

 

Ejercicio:

Leer un libro que trate un tema difícil de explicar con un publico infantil.

Provocación #6

Sin palabras

A veces debemos dejar que la narración hable por sí misma, sin necesidad de intervenir en ella.

Clave:

Hablar a veces y callar otras.

 

Ejercicio:

Leerle a los niños un libro sin palabras.

Provocación #7

Cuestionar

Es importante acompañar las lecturas que se proponen con cuestionamientos y pensar cómo estas activan al lector, llevándolo a la reflexión y el análisis.

Clave:

Cuestionar para activar.

 

Ejercicio:

Escoger un libro que lleve al lector a cuestionarse sin plantear una respuesta clara a las preguntas que propone.

Provocación #8

Conectar

Al momento de escoger una lectura, además de activar al lector, esta debe conectarlo con experiencias con las que se pueda identificar para permitir que las disfruten y se sientan parte de ellas.

Clave:

Conectar para compartir miradas.

Provocación #9

Acompañar y nombrar

Es necesario hablar sin tabús y de forma directa de temas cruciales para los lectores, en especial los adolescentes, como la sexualidad. Para esto, los mediadores pueden apoyarse en libros que traten estos temas desde una historia o desde un enfoque informativo.

Clave:

Seleccionar, nombrar, acompañar y saber dejar en paz.

 

Ejercicio:

Leer un libro que trate un tema difícil de discutir (muerte, sexualidad, religión o política).

Provocación #10

Jugar

Como última provocación se propone el juego como parte importante en la lectura; jugar y hacer que los lectores se diviertan y disfruten el momento.

Clave:

Jugar, jugar y jugar

 

Si quieres conocer con mayor profundidad estas provocaciones y otras recomendaciones de Ellen puedes ver la conferencia completa aquí: