Explorar





Bibliotecas Colegios Academia

Tags: libros informativos, lecturas, recomendaciones

Fecha: 2021-06-11

¿Cómo despertar el gusto por la lectura a través de los libros informativos?

Escrito por: Cristina Barreda

Todo lo que deben saber sobre los libros informativos

MakeMake tiene una selección muy amplia de libros informativos, pero ¿cómo usarlos? A continuación, les dejo una guía básica sobre los libros informativos y recomendaciones para animar a los niños y niñas a conocerlos.

¿Qué son los libros informativos?

Son libros creados a partir de un proceso de investigación, generalmente por un equipo de expertos y su principal intención es divulgar información sobre un tema. Son fiables, científicos, rigurosos y transmiten el gusto por la lectura y el aprendizaje pues muestran los procesos científicos, históricos y sociales de diversos temas utilizando una variedad recursos narrativos, gráficos y documentales.

 

¿Por qué leer libros informativos?

Como lo explica Ana Garralón en Los libros informativos para niños (2013): “Los libros informativos ofrecen la posibilidad de utilizar los libros en general, de manipular el material con el que se inician al saber, de informarse con precisión sobre algún tema concreto, de comparar distintas perspectivas, de forjarse una opinión independiente. El libro informativo tendría que ser la puerta para poder entrar en la vida adulta, debería mostrar a los niños que una pregunta tiene varias respuestas.”

Entonces, los libros informativos nos permiten:

  • Acceder a la cultura escrita para investigar un tema en específico
  • Ampliar nuestro lenguaje y vocabulario
  • Encontrar información estructurada y ordenada
  • Ayudar a comprender el mundo desde diferentes perspectivas
  • Desarrollar pensamiento crítico
  • Tener acceso a la información según las necesidades
  • Socializar y compartir nuestro conocimiento
  • Autoaprendizaje
  • Potenciar la curiosidad y la investigación

 

“No conozco emoción mayor que la de descubrir”
Severo Ochoa

Cuando iniciamos la lectura de libros informativos es importante tener en cuenta que:

  1. No es necesario leer todo el libro, a veces solo queremos responder a una pequeña incógnita o no toda la información es de nuestro interés. Los libros informativos cuentan con índice para ir a la página del tema que buscamos y generalmente cada sección se enfoca en un tema especifico.
  2. Podemos saltar de libro en libro hasta resolver nuestras dudas, esto también ayuda a crear nuestra propias ideas y conceptos sobre un tema.
  3. Ver portadas y hojear los índices es una buena opción al iniciar, así cuando tengamos algún cuestionamiento sepamos a qué libro recurrir.

 

¿Cómo empezar?

Los niños y niñas, especialmente entre los 3 y los 10 años, están llenos de curiosidad y les interesa conocer sobre diversos temas: objetos que ven en sus casas, animales, dinosaurios, insectos, alimentos, cuerpo humano, países, experimentos, entre otros. Por eso, el acceso a recursos con sus temas de interés es esencial y ahí es donde podemos sugerir e invitar a conocer y revisar los libros informativos.

 

Recomendaciones:

1.
Pregunta al niño o niña: ¿Qué te gustaría investigar? ¿Sobre qué quieres aprender? Si el niño o niña no responde, presta atención a su cotidianidad ¿A qué juega? ¿Qué lee? ¿Qué le gusta comer? Eso te dará la pauta para saber por dónde iniciar.

Les dejo algunas recomendaciones que pueden encontrar en MakeMake para iniciar su lectura dependiendo de temas de interés:

2.
Algunos libros informativos nos proponen crear proyectos materializando nuestra investigación, como es el caso de Con la cabeza en las nubes o Huerta, cosecha lo que siembras.

Libros como estos nos proponen cómo emplear el método científico o aplicar lo que se aprendió en la rutina cotidiana de manera sencilla en las actividades. Sin embargo, si el niño o niña no desea realizar los proyectos no hay que obligarlo, podrá leer el libro solo para buscar información.

3.
Existen libros de poesía, narrativos e incluso libros canción que nos pueden invitar a abrir un libro informativo. Es el caso de libros como ¿Yo celoso?, Estaba la rana o Viernes Verdes, solo basta con encontrar aquellas palabras o imágenes que nos interesan o nos causan curiosidad para buscarlos en nuestros libros informativos.

Por ejemplo, con los libros mencionados podemos invitar a investigar sobre nuevos temas:

¿Yo celoso?

Paz Corral y Fabiola Solano, Zig-Zag

Este libro relata las divertidas e inocentes ideas de un niño que, celoso por su nueva hermana, imagina lugares donde puede ir a dejarla para que “explore”.

En este libro se muestra un viaje al espacio, al fondo de la tierra, por un safari, al fondo del mar y, por último, un viaje al pasado. Esto nos da la oportunidad de revisar libros sobre el espacio, los planetas y el universo, insectos y geología, animales de África y marítimos y dinosaurios.

Esta actividad puede ser presentada de forma aleatoria, sin orden, de acuerdo al interés de los y las lectoras. 

 

Estaba la rana

Paloma Valdivia y Cales Ballesteros, Editorial Amanuta

Este libro es una canción que pertenece a la tradición oral y cuenta la historia de varios animales que están cantando debajo del agua y viene alguien a callarlos. La repetición como figura literaria hace que sea aún más divertido, además las ilustraciones permiten que los niños se sientan lectores aún sin saber descifrar.

Después de la lectura y relectura del libro o simplemente de cantar la canción pueden surgir preguntas, por ejemplo: ¿por qué tienen una mano o pata levantada? ¿Será que están pidiendo silencio? ¿Cuál es la señal de silencio? ¿En qué lugares pedimos silencio? ¿Cuánto tiempo podría estar un gallo, una rana, un león o un niño bajo el agua? ¿Por qué crees que la luna vino a callar a todos?

Podemos abrir todo tipo de libros informativos para resolver estas dudas, pero lo más importante es navegarlos con sentido y hacer de este cuestionario un proyecto de investigación. Intentar responder todas las preguntas e incentivar a indagar más.

 

Viernes verdes

Dipacho, Mákina Editorial

Es un libro que asombra a grandes y pequeños por su divertido juego de palabras que despierta la curiosidad. Habla de unas verduras verdes que vienen los viernes.  El nexo que existe entre la ilustración y la palabra también conecta al lector. 

Luego de leer podemos indagar si a los niños y niñas les gustan las verduras e invitarlos a hacer un listado de verduras verdes que conozcan. También pueden hacer una lista de las verduras que les gustan y las que no, y compararlo con las de los otros lectores para ver si conocen todas las verduras.

También podemos plantear preguntas como: ¿Hay diferencias entre verduras y frutas? ¿Por qué son de color verde? ¿Qué diferencia hay entre la albahaca y espinaca? Incluso podemos buscar un recetario e investigar sobre los platillos con verduras que se comen en los países latinoamericanos.

 

Cuando estamos investigando y aprendiendo, el cielo es el límite. Los niños y niñas están llenos de curiosidad y ansiosos por hacer preguntas para ir en busca de respuestas que pueden encontrar en el libro informativo adecuado. 

Finalmente recomiendo para todas las actividades siempre tener a la mano una libreta para apuntar, lápiz y una lupa, esto hace que la actividad sea más novedosa y potencia la curiosidad.


Para redactar este artículo, consulté:

• Garralón, Ana. (2013) Leer y saber. Los libros informativos para niños. Tarambana libros

 

Este blog fue escrito por Cristina Barreda de @labibliotecadecristy