Explorar





Bibliotecas Colegios Academia

Libros silentes, ilustradores y arte

Escrito por: Cristina Barreda

Los libros silentes como medio para educar la mirada.

Cuando hablamos de arte, pensamos en personajes como Da Vinci, Paul Cézanne y muchos otros. Pero hablar de arte también puede ser hablar de libros álbum y libros álbum silentes, los cuales a través de sus ilustraciones nos narran una historia que no se completa con palabras.

Con el mundo tecnológico a la vanguardia hemos perdido la simpleza de mirar, observar y apreciar el arte. Estamos siempre apurados y nuestros niños y niñas también pasan por esto.

Hoy les quiero hablar de arte, ilustradores y libros silentes como medio para enseñar a mirar, a detenerse, a educar la mirada de las infancias y ¿por qué no?, de los adultos también.

Cuando leo una y otra vez un libro álbum, llega un momento en que me detengo en la belleza de la ilustración y pienso en como sin esta no habría historia, como texto e imagen son necesarios. Esto siempre me recuerda que el ilustrador y el escritor trabajan en conjunto y por ello, los que realizan este oficio, merecen las mismas menciones de autoría.

Pero cuando los adultos se enfrentan con el libro silente siempre dicen “allí no leen nada, no hay palabras” y no recaen en la belleza y simpleza que estos presentan. Por eso es necesario que padres y mediadores eduquen la mirada de adultos y niños para aprender a no solo leer texto, sino también a leer imagen. 

Hay 4 libros en MAKEMAKE que solo contienen imágenes y considero obras maestras:

  • Mi casa de Enrique Lara
    Un libro de editorial GatoMalo, que después de todo lo vivido en cuarentena cobra más necesidad. Este libro silente nos habla de espacio, familia, tiempo, soledad y múltiples temas que salen a partir de su relectura. El punto en común es la convivencia y necesidad de extrañarse de vez en cuando.

 

  • El país más bobo de Dipacho
    Cuando los niños y las niñas leen el libro les parece gracioso lo que va sucediendo a través del libro y se impactan con la última escena para luego elucubrar sobre lo sucedido. Piensan que los animales pelean, discuten, no se ponen de acuerdo, hablamos de conveniencia e incluso de situaciones políticas, de autoritarismo y dictadura. Este libro carece de letras, pero no de historia.

 

  • Circo de pulgas de Enrique Lara y Luis Fernando García
    Otro de los libros silentes aclamados por las infancias, lo notan divertido, tierno y aventurero, se sienten como el personaje Paco, quieren tener un perro como él y dialogan mucho sobre el final y lo qué sería considerado un final feliz.
    A diferencia de El país más bobo este tiene al final una historia escrita que muchas veces difiere de lo que pensamos al principio y es ahí donde inicia la discusión sobre lo que se escribe y lo que se ilustra. Nos permite establecer que cada historia puede tener varias versiones y puntos de vista.

 

  • Cosquillas de Christian Bruel y Anne Bozellec
    Un libro clásico de la literatura infantil escrito por Christian Bruel. A diferencia de otros libros silentes, este libro tiene un autor y una ilustradora haciendo hincapié en que estos libros no carecen de historia. Un texto inocente lleno de guiños que nos hace dialogar sobre muchos temas tales como el sueño, consentimiento y juego.
    Cosquillas nos enseña a mirar cada detalle, a retroceder las páginas y a leerlo una y otra vez, con este libro se abren varios caminos.

 

También recomiendo el libro Pequeñas historias de grandes pintores de Elenio Pico, un libro informativo que cierra perfecto lo expuesto anteriormente, en el prólogo Elenio Pico nos dice “Porque hay muchas maneras de mirar un cuadro, pero una de las más bellas e intensas es volver a pintarlo.” Cuando los niños y las niñas observan, luego dialogan y finalmente vuelven a pintar a su forma una obra de arte, reconocen el oficio del artista, se cuestionan e interpelan lo que sucede a su alrededor.  En este libro invita a conocer la vida de 23 artistas y darle sentido a partir de su arte, reconociendo su estilo y su forma de protestar a través de sus obras. 

Los invito a que eduquemos la mirada con los libros silentes, valoremos el trabajo de los ilustradores, determinemos patrones para identificar y diferenciar a escritores e ilustradores y finalmente tomemos un tiempo prudente para observar a nuestro alrededor.   

Referencias:

  • Ir más allá de la selección y evaluación de materiales de lectura infantiles y juveniles. La ilustración en Literatura infantil y juvenil. Fanuel Hanán Díaz 

 

Este blog fue escrito por Cristina Barreda de @labibliotecadecristy